Los actuales códigos de barras no permiten de manera sencilla acceder a la información disponible sobre el producto, sea de reciclaje o no. Para ello hemos de recurrir a aplicaciones propias que interpretan el número de ese código de barras y nos ofrecen la información que consideran importante (normalmente el reciclaje no se menciona). Mejorando los códigos de barras, o mejor dicho, mejorando la manera de identificar los productos mediante sus códigos de barras podríamos:

  • acceder a información del producto, su envasado y sus instrucciones de reciclaje.
  • poder asociar ese producto a nosotros, accediendo así a mecanismos de recompensa por su reciclaje o a sistemas de aviso para la información que consideramos relevante (fechas de caducidad, alérgenos, ingredientes no deseados, envases reciclables, …).

Las mejoras que se están introduciendo en los códigos de barras

Los códigos de barras llevan ya 70 años en el mercado y se están quedando obsoletos a pesar de que hayan sido mejorados a lo largo de los años. GS1, la organización que otorga los códigos de barras a los productos que encontramos en el mercado global ya se ha puesto en marcha para ampliarlos y digitalizarlos mediante un nuevo estándar llamado GS1 Digital Link.

En los próximos años los códigos de barras que conocemos se van a sustituir por códigos QR que permitirán acceder a la información digital de nuestros productos (ya vemos marcas que lo están haciendo). Este cambio permitirá que los productos sean reconocidos no sólo por los escáneres de los cajeros que encontramos en los supermercados si no que también sean legibles por cualquier teléfono inteligente. Además, este nuevo estándar permite que cada producto tenga su propia identidad digital y una única dirección web con la que acceder no sólo al GTIN (el Número Comercial Global de Item detrás del código de barras) si no también a información digital muy valiosa para los consumidores que amplíe el espacio físico del producto (el envase del mismo) con el espacio digital. Así, podremos conseguir digitalmente información que encontramos en el mismo producto (ingredientes, calorías, alérgenos, fechas de consumo preferente, …) pero también otra mucha información (historia del producto, procedencia de sus ingredientes y materiales, detalle de sus certificaciones, beneficios del consumo o uso, promociones temporales, …).

Las mejoras que conllevan para el reciclaje

Lo más interesante es que permite de manera estandarizada digitalizar (dotar de conectividad y presencia online) y serializar (dotar de códigos únicos) nuestros productos para tener información personalizada sobre la unidad concreta que tenemos en nuestra mano. Las posibilidad y beneficios ambientales en el campo del reciclaje son enormes. Estos son algunos:

  • acceder a información detallada para separar correctamente. La digitalización del producto permite ofrecer información altamente detallada sobre el mismo y ofrecer información personalizada y geolocalizada para la persona que lo adquiera, consuma y recicle.
  • conseguir recompensas por reciclar un producto serializado. Al vender ese producto con código único se asocia una prueba de compra que permite implementar un sencillo sistema de recompensas por su reciclaje como escáneres en tradicionales contenedores de calle.
  • evitar el littering o abandono ilegal de residuos. Al tener una identidad única podemos saber quién lo ha comprado, y por tanto abandonado, lo que desmotivará a realizar acciones poco cívicas. Además, los sistemas de recompensa que se puedan establecer ayudarán a que se promueva un cambio de comportamiento y un mayor empoderamiento del consumidor hacia una actitud a favor del reciclaje.

Nuestra experiencia

En recycl3R llevamos tiempo trabajando por ayudar en este camino de mejora del código de barras y para ello somos miembros del grupo de trabajo de desarrollo del GS1 Digital Link Standard. Si tienes dudas sobre GS1 Digital Link o si quieres más información al respecto, por favor no dudes en contactarnos.